Color Scheme

Other color schemes can be added.

Té negro ruso samovar Ver más grande

Té negro ruso samovar

2,18 €

Te negro ruso samovar. En Rusia el té tradicionalmente se servía en un samovar. Esta especie de tetera rusa es una cafetera de metal, bastante alta que incluye una chimenea interior con un pequeño bracero que sirve para calentar el agua y  hacer el té. En el samovar el té se obtiene muy concentrado y se denomina zavarka. Sin duda una verdadera delicia.

Más detalles

Nuevo

Las propiedades del té negro

Antioxidante

El té negro posee polifenoles. Se trata de sustancias con acción antioxidante que protegen al organismo frente a la acción nociva de los radicales libres, que debilitan el sistema de defensas y aceleran el proceso de envejecimiento. También se sabe que el consumo de antioxidantes ayuda a reducir el riesgo de enfermedades como las cardiovasculares, las degenerativas e incluso ciertos tipos de cáncer.

Astringente

Los taninos son componentes del té que le confieren su característico sabor amargo. Poseen un efecto astringente, por lo que su consumo es beneficioso en caso de diarrea y de otros trastornos digestivos como la gastritis entre otros.

Diurético

El importante efecto diurético del té ayuda a la eliminación del exceso de líquidos junto con sustancias de deshecho del organismo.

Reconfortante y bajo en calorías

Si se le añade poca azúcar o nada de azúcar se obtiene una bebida que, con pocas calorías, aporta una agradable sensación de saciedad (lo caliente sacia más que lo frío), por lo que constituye una alternativa saludable frente a las refrescos azucarados.

Estimulante

Igual que el café, el té es una buena bebida estimulante que contribuye a despejar la mente y despertar el organismo.

Desde nuestra tienda de te en Alcázar de San Juan puedes comprar te negro ruso samovar.

Algunas curiosidades

Sri Lanka e India son los principales países productores de té negro. Éste posee un aroma intenso en todas su variedades, si bien el té negro "Earl Grey" es una de las más aromáticas al poseer esencia de bergamota; una fruta obtenida del cruce entre la lima y la naranja amarga.

El té negro en la cocina

Cualquier hora del día es un buen momento para tomar una taza de té negro y disfrutar de su intenso aroma y sabor. No obstante, los amantes de esta bebida han de saber que su empleo en diferentes recetas hace que los platos ganen en sabor y que adquieran aromas sorprendentes.

Éste es el caso de la "salsa de té negro y miel", elaborada con ingredientes como zumo de naranja, ajo y por supuesto miel y té negro "Earl Grey".

También se puede preparar una taza de "ponche de té negro helado" con un poco de zumo de naranja y limón, azúcar y unas hojas de menta fresca. 
El "Masala chai" es otro modo diferente de disfrutar del té negro que se prepara con especias como la canela o el jengibre y con un poco de leche.
Incluso puede emplearse un poco de té negro para aromatizar unos canapés de champiñones e incluso una ensalada de pepino, aportando un toque diferente de aroma y sabor.

Rusia junto a Japón, China y Gran Bretaña es uno de los primeros consumidores de té en el mundo.  El té ruso es uno de los mejores acompañantes en cualquier tipo de comida. En Rusia apareció en 1638 y se lo conocía como “hierba china”. En sus inicios se bebía por sus grandes propiedades medicinales, sobre todo para curar el dolor de estómago. Sin embargo, con el tiempo, se advirtió que la famosa infusión disminuía el cansancio y aumentaba la vitalidad. Así fue como su consumo se hizo frecuente en las mesas rusas, sirviéndose después del almuerzo o la cena.

En Rusia el té tradicionalmente se servía en un samovar. Esta especie de tetera rusa es una cafetera de metal, bastante alta que incluye una chimenea interior con un pequeño bracero que sirve para calentar el agua y  hacer el té. En el samovar el té se obtiene muy concentrado y se denomina zavarka. Sin duda una verdadera delicia. En la actualidad la costumbre se ha mantenido y en todas las casas rusas podrás encontrar diferentes tipos de variedades té: blanco, verde, rojo o negro.

Para preparar té ruso necesitas dos cucharitas de té inglés, tres tazas con hojas de menta, una taza de zumo de limón, rodajas de limón y azúcar.

En una olla viertes un litro de agua hirviendo sobre las dos cucharaditas de té, lo dejas impregnar durante unas tres horas. Luego haces un sirope con el azúcar y una taza de agua fría. Hierves la preparación durante diez minutos. Luego añades las hojas de menta y dejas todo a fuego muy lento aproximadamente dos horas, hasta que el té esté listo. Después cuelas todos los ingredientes y lo mezclas con el zumo de limón. Finalmente sirves en vasos con hielo triturado. Para la presentación se pueden adornar los vasos con rodajas de limón y pequeñas ramitas de menta.

No customer comments for the moment.

Escribe tu opinión

Té negro ruso samovar